Transformación Digital

Digitalización

Transformación Digital

La locura de no invertrir en la transformación digital

El 78% de las PYMEs consideran “muy relevante” la digitalización, pero sólo el 22% destina un mínimo de inversión.

 

Estamos viviendo una revolución. La transformación digital consigue que muchas empresas sean más rentables y competitivas, permitiéndoles liderar sus respectivos sectores y facilitando su implantación global. Esta transformación, en las industrias, es la ya conocida como Industria 4.0 

 

Desgraciadamente, en muchos casos la revolución es sólo teórica, ya que la incorporación de las empresas está siendo muy desigual. Especialmente en el segmento de las pequeñas y medianas empresas (PYMEs), entre las cuales se sitúan las de 10 a 100 empleados.  

 

Son múltiples las razones que llevan a estas empresas a no abordar estos proyectos y a retrasar continuamente su transformación digital, haciendo crecer la brecha con respecto a sus principales competidores. Entre las razones analizadas se encuentra la falta de capacidad de inversión, el miedo al fracaso, falta de formación, no saber por dónde empezar, escasez de personal cualificado, dependencia de otras compañías, la situación económica general o la prioridad de otras tareas en el día a día.  

 

Existe una cita comúnmente atribuida a Einstein que dice que la locura “es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”. Sabemos que la receta para el éxito pasa por la digitalización, pero el mundo empresarial todavía no ha tomado las riendas en este camino.  Lo demuestran los datos: según una encuesta realizada este 2019 por la consultora internacional Price Waterhouse Coopers entre más de 2.400 compañías de tamaño medio en la UE, el 78% del empresariado español considera muy relevante la digitalización, pero sólo el 22% de estas empresas prevé destinar en los próximos años más del 5% de sus inversiones totales a la transformación digital.  

 

Es como ver las orejas al lobo, pero decidir acampar en campo abierto. Por si fuera poco, las tensiones comerciales entre las grandes potencias hacen más difícil la competencia a las medianas y pequeñas empresas, por lo que la digitalización resulta más relevante en este ámbito.  

  

Parece que, aun así, el cambio llegará precisamente con las empresas más pequeñas, ya que la inversión puede ser mínima, equiparable a algo tan sencillo como poner máquinas de agua para beber. Se trata de terreno abonado para el cambio: hoy en día, la tasa de éxito de estos proyectos, cuando se hacen con el proveedor adecuado, ronda el 99% 

  

Parte de la estrategia comienza con la formación. Existen empresas que contratan servicios de ingeniería para transformar digitalmente una línea, siendo autónomas para replicar este cambio al resto, consiguiendo así que la inversión sea mínima. Es el conocido “hágaselo-usted-mismo” (“do-it-yourself” o DIY), pero con el soporte continuo de personal experto para cuando se atasquen o su carga de trabajo les impida continuar. Los beneficios de esta modalidad de transformación digital son enormes: mucho menores costes de transformación, mayor autonomía del equipo de la empresa y por tanto mayor adopción de estas tecnologías y metodologías, que a la postre, es el mayor reto de la transformación digital. 

  

El camino también se allana por la obtención de resultados en pequeñas fases.  El retorno de inversión en pequeños proyectos permite financiar la ampliación a otras líneas, por lo que el impacto financiero realmente se elimina, más allá del piloto inicial. 

  

En cualquier caso, debemos ser conscientes de que la digitalización ya no es un simple reto. La tecnología está al alcance de toda empresa, incluyendo PYMEs, lo que aporta mayor flexibilidad para competir independientemente de su tamaño o posición geográfica. 

 

Acerca de edinn

 

Fundada en 2004, hoy en día se está convirtiendo en una de las Plataformas de Industria 4.0 más populares siendo utilizada por miles de usuarios en todo el mundo.

edinn es la plataforma base para cualquier proyecto de Industria 4.0, incluye elementos ‘core’ y una API estándar que permite solucionar cualquier necesidad. Incorpora herramientas estándares para el Control (MES) y la Optimización de la Producción a través de Inteligencia Operacional (OI), Big Data y Machine Learning.

edinn fabrica la plataforma y se apoya en las empresas asociadas (Partners) para la implantación, proporcionando así doble garantía y mayor servicio y compromiso. Las empresas partners disponen de un completo back-end para desarrollar y gestionar su línea de negocio de Industria 4.0.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat